Historia

Nuestra empresa comenzó su actividad en 1990. Primero como prestador de servicios de granallado y pintura. Realizábamos nuestra actividad bajo el nombre Schlick Chemnitz Engineering GmbH en Chemnitz y además distribuíamos instalaciones de granallado y pintura a lo que entonces era el Grupo Schlick. Animados por el éxito cosechado, nos decidimos a construir nuestra propia empresa de producción con un complejo de oficinas en Mühlau, cerca de Chemnitz. En el año 1993 ya nos instalamos en el edificio. Equipados con las instalaciones de pintura y granallado más modernas, desde entonces somos una empresa de tratamientos anticorrosivos consolidada y técnicamente competente que ofrece servicios móviles y estacionarios a clientes de toda Alemania. El pequeño equipo inicial ha ido creciendo hasta convertirse en una plantilla de más de 100 trabajadores y trabajadoras. Al igual que el personal, nuestro ámbito de actividad también se ha ido expandiendo a lo largo de los años: junto a la planta de tratamientos anticorrosivos de Mühlau, actualmente desarrollamos, construimos y producimos instalaciones de granallado por aire comprimido e instalaciones de pintura, así como sus correspondientes sistemas de transporte, orientados especialmente a piezas de gran tamaño.

Como expresión de la independencia y la desvinculación frente al Grupo Schlick, que fue adquirido por un grupo empresarial estadounidense, en el año 2000 adoptamos nuestra actual razón social SLF Oberflächentechnik GmbH.

Nuestros socios, el Sr. Horst-Dieter Schlick y el Sr. Fritz Gaidies, procedían todos del Grupo Schlick. El último socio nombrado y el Sr. Michael Bahlinghorst son, a día hoy, administradores de nuestra empresa. Al principio de 2012 el Sr. Bahlinghorst entró en el grupo de socios. De esta forma, la enorme experiencia en el tratamiento superficial acumulada durante todos estos años está al servicio de nuestra empresa.

El siguiente paso fue la expansión a la región oeste de Alemania: en 2003 fundamos una filial que tuvo su sede en Emsdetten, Westfalia. Junto con nuestra compañía asociada AGTOS, empresa dedicada a la construcción de máquinas en Emsdetten, adquirimos un nuevo edificio industrial. Desde entonces ofrecemos conjuntamente diferentes sistemas para el tratamiento de superficies - desde el tratamiento previo hasta la imprimación.

Las crecientes necesidades de espacio que acompañaron a nuestro rápido desarrollo, así como el consiguiente aumento del número de empleados nos obligaron a trasladarnos a una nueva ubicación. Por esta razón, a comienzos de 2006 adquirimos lo que anteriormente había sido una planta de la antigua empresa Schlick de Greven-Reckenfeld, situada a unos pocos cientos de metros de nuestra planta de Emsdetten. Esta ubicación es nuestra sede principal, ya que con el traslado también cambiamos nuestro domicilio social a Greven-Reckenfeld.

Después de diez años en esta ubicación, en el verano de 2016 volveremos con nuestra sede principal a Emsdetten después de una fase de construcción de dos años. Allí, en las inmediaciones de AGTOS, se adquiere un terreno con un tamaño de 22.000 m² en que se construye una nave de aprox. 3.000 m² para la producción, el montaje y el almacenamiento, además de un edificio de oficinas de tres pisos con un área de aprox. 1.500 m².

Hay la posibilidad de ampliar los edificios así que el futuro de nuestra empresa estará asegurado en los próximos años.